lunes, marzo 03, 2008

De conspiraciones y batallas (Vacaciones épicas)


Linda foto ¿no? Digna de fotolog XD Como no poner una foto de este tipo alguuuna vez por acá, la tentación era demasiado grande. Tomada desde arriba, photoshopeada (bueno, usé otro programa, pero son detalles xD) Lo que me gusta es que salimos los dos sonrientes, contentos... y vestidos de verde. Cualquiera diría que somos un par de duendes hiperdesarrollados. Es chistoso poner fotos así xD

Me demoré dos semanas en volver de mis vacaciones. Estuve todos estos días en estado de... diría que de babosa mutante pero no fue el caso... Simplemente anduve de floja por la vida, no quise meterme en más asuntos, quería andar de encefalograma plano por la vida.

Y bueno, el tema tiene un título que puede sonar a emocionante. Mis vacaciones resultaron bastante emocionantes, llenas de toda clase de peripecias. Curioso e inesperado para unas vacaciones en una ciudad pequeña, en un grupo de gente de vida sedentaria... unas vacaciones que llevamos repitiendo desde hace ya varios años. Pero bueno, las aventuras están en todos lados, es cosa de ver los acontecimientos con otros ojos.
Algunos de los curiosos acontecimientos que vivimos en estas vacaciones debieron ser causados por una conspiración (o quizás fue más de una)... todo tan coordinado que no parece que pudiera ocurrir por simple azar.

La primera conspiración fue la de las babosas. Babosas coludidas en un plan más allá de la comprensión humana, o tal vez babosas en tour al emocionante mundo del lavamanos, como sugirió mi madre, con todo el encanto de esa ingenuidad creativa que la caracteriza.

Noche por medio (en al menos 4 ocasiones) encontramos babosas en el lavamanos. Al principio sólo era una, siempre al lado del jabón, pero posteriormente se le unió una segunda compañera, que andaba en la rejilla al lado de la tina. Siempre fue tarde en la noche, como a eso de las 12. Inevitablemente esta invasión a nuestro territorio llevó a una batalla tras otra, en que expulsábamos al enemigo hasta sus tierras. Fueron dos de nuestros espías los que nos advirtieron sobre la presencia del invasor en distintas ocasiones, y una sola combatiente (yo, claro... porque "para eso eres la bióloga" xD) quien se batió con las alimañas y las hizo retroceder. El papel demostró ser un arma eficaz para tomar con relativo cuidado a los invasores y sacarlos hasta un húmedo jardín que les debería haber parecido de lo más cómodo, pero por alguna razón siguieron volviendo. Tengo la teoría que eran las mismas babosas, ya que su tamaño corporal no cambiaba mucho. No les saqué fotos, ahora lo lamento... habría jurado que estaban hasta "vestidas" para el combate.

Otras conspiraciones que vale la pena nombrar (aunque no me explayaré mayormente) fueron la de los rusos altos (aunque creo que ninguno era ruso), la de los kuchenes... y podría seguir al infinito. Es curioso como las conspiraciones brotan con tanta facilidad en ambientes bucólicos... tal vez sea por eso que "yo amo lo bucólico" (hay que llevar eso a cabo pronto...). Les dejo una muestra representativa del bucólico paisaje sureño:



Otra cosa a la que le saqué fotos fue al Capitán Hasse (creo que así se escribía) que photoshopeado y todo podría pasar por barco de piratas sanguinarios con facilidad:



Y... se me acabó la inspiración. Ando con la cabeza en otro lado, tengo muchas preocupaciones post-vacaciones que tengo que solucionar. Habrán notado que me demoré harto en escribir esto... simplemente mi inspiración andaba con ritmos circadianos.

Saludos a todos, y espero que tengan un buen comienzo de año.

2 Comments:

At 10:14 p.m., Blogger JC dice:

Animo Cosita!!

Muchas conspiraciones para tan pocas vacaciones... *Mira con mirada paranoica a su alrededor*

Que bueno que disfrutara sus vacaciones, creo que al menos fueron algo diferentes a otros años, cosa que hace más entretenido el viajar (y menos rutinario en tu caso).

Salgo verdoso en la foto, creo que me hizo mal estar tan cerca de tantos ciruelos O_o.

Su gato que la ama

JC

 
At 7:05 p.m., Blogger Lady Paper dice:

Que bueno que hayas podido tener unas vacaciones como esas. Tienes razón, a veces se debe ver con otra mirada lo cotidiano, ponerse unos lentes diferentes todos los días.
Yo la menos fui a mi querido campo, y vi lo mismo de siempre, solo que con ojos de adulta, y no pude evitar sentir que el paisaje no era el que había cambiado, sino yo.
Sigue creciendo y aprendiendo, pero de vez en cuando da señales de vida para saber cómo te va.

Saludos, Paper.

 

Publicar un comentario

<< Home