lunes, octubre 22, 2007

Leyendo




Estas últimas semanas me he dedicado a la lectura, a buscar más información, a aprender cosas nuevas, a disfrutar de una buena novela, a leer lo que otros quieren comunicarme. Ha sido bastante provechoso, eso no puedo negarlo. Sobre la imagen... ¡sí! una foto de la vida real, estoy en el segundo piso (mi rincón de trabajo) leyendo el Correo de Ultramar... de puro ociosa.

He leído el diario, novelas, poesía, papers, revistas y gente vía mail y msn. He reído y llorado, he aprendido cosas nuevas y he rabiado por lo poco que se informan algunos periodistas que hablan de ciencias. He conocido más a alguna gente y también me he dejado conocer. He entendido algunas cosas y he logrado tener niveles insospechados de conocimientos aparentemente inútiles.

Entre tanto dato freak, me he dado cuenta que la cantidad de personas que busca imponer su visión es mayor que lo que yo creía. También que la gente que espera que otro le de soluciones a sus problemas aumenta día a día... y yo, en medio de eso, intentando relativizar las cosas.

Mucha gente viene a pedirme algún consejo respecto a su vida, y yo no puedo arreglarles nada, ni siquiera sé si lo que les digo es lo más correcto. Lo que sí puedo hacer es escuchar (o leer) e intentar entenderlo desde mi experiencia... aún así, hay gente que parece creer que tengo respuestas. Se equivocan, lo que tengo son preguntas. No soy alguien especial, ni alguien que sepa más que el resto, no tengo mucha experiencia en la vida, no sé mucho más que lo que llega a mi mundo particular. Hay veces en que la otra persona sólo necesita un receptor de sus problemas, alguien que sepa, con quien compartir y desahogarse. Ahí ayudo feliz... gracias a Dios, estos son la mayoría. Sin embargo, hay otros que buscan una especie de oráculo que les diga qué deben hacer frente a los problemas de la vida. Como dice mi madre, la vida no es fácil, y si alguien te dijo que lo era, te mintió.

Al aprender más de los otros, me doy cuenta -cada vez más- de lo afortunada que he sido. Nunca me ha faltado nada, y la verdad no siento ese deseo que consume a otras personas de ser, y sobre todo, tener más y más. Quiero superarme, en todos los aspectos. Pero no me angustio por lo que no tengo. Con el tiempo aprendí que cuando me caía sólo quedaba levantarse y seguir. Obvio, se puede (y se debe) llorar cuando pasa algo doloroso, pero de nada sirve quedarse en el suelo tirado y quejándose. Si tienes energías para lloriquear, tienes lo suficiente para pararte y seguir... aunque sea tambaleándose.

Siempre es bueno tener amigos que estén ahí cuando llores, que te reten cuando es necesario... y sobre todo que te apoyen. Aunque no estén de acuerdo con tu actuar, aunque sepan que estás equivocado y que causaste solito el problema... que estén ahí... aunque sea para decir "te lo dije" y luego abrazarte.

Espero ser ese tipo de amiga para alguien. Sé que soy bruta para mis cosas, y que suelo decir las cosas sin mucha anestesia. Lo bueno es que la mayoría de mis amigos ya se acostumbró a esto, y ya saben que no es por ser mala o cruel, si no por hacer las cosas menos tramitadas.

A veces me pasa que me agobian un tanto las cosas que me cuentan. Me preocupo por la gente que me cuenta sus dramas, aunque no fueran tan importantes. Y llego a cierto límite en que necesito descargarme y llorar. Llorar y dejar que las penas se vayan con las lágrimas. Y lo que me pasa más a menudo es que cuando estoy más colapsada, llega alguiejn con un problema de verdad. Aún así me gusta escuchar, me gusta que me cuenten las cosas, me gusta que me consideren una persona digna de su confianza... espero también responder a esa confianza.

Otra cosa que me pasa es que cuando necesito, aparece ante mis ojos la respuesta que buscaba, de formas inesperadas muchas veces... al parecer, la Divina Providencia se dedica a hacer páginas con variados contenidos.

En fin. Eso era.
Saludos a todos, especialmente a los que han entrado en pleno a la primavera, época de cambios, época de alergias, de lloriqueos, de amor y de calor. Época de insectos y época de colores. Época en que no sabes qué ropa usar... época de luz y época de cansancio.
Un beso a mi gato, que me cuida y me apoya tanto
Saludos y abrazotes a mis brujitas, que me escuchan y que son tan buenas amigas :D
Saludos a la gente que leo y veo sus fotitos, aunque no les posteo casi nunca. Normalmente no sé qué decir...

2 Comments:

At 11:30 a.m., Blogger JC dice:

Animo Gatita!!!

1º Me gusto mucho la fotito, es una Tita lectora y se ve bonita.

2º A veces no importa no poder dar respuesta a los problemas del resto, vasta con solo escucharlos (y es algo que la gente debería apreciar y no pedir más que eso).

Animo cosita, y no se desanime mi cosita preciosa y preocupadita.

Te ama

Gato

 
At 9:28 a.m., Blogger Valina dice:

creo q muchas veces las personas buscan respúestas a sus problemas desde otra vision menos subjetiva. Y como tu eres cientifica, puedes ser una buena fuente de "objetivismo" (Dejemoslo con las comillas q no me kiero explayar con maturana ni wea xP).

Creo q por eso acuden a ti, ademas dq tienes otras cualidades como decir las cosas sin anestesia, cosa necesaria muchas veces para causar remesones en la persona y se avispe =P. Además tienes el don de la confianza, los "secretos" están a salvo contigo muchas veces, y como no sueles meterte en problemas (sino mas bien te meten en ellos) eres fiable, pq no te vas a meter en los problemas del resto. Tonces, acuden a ti por un consejo objetivo, sabiendo q no te meteras mas alla y q estara a salvo en tus oídos.

Eso opino xD.

Un besito consuelito, y perdon por estar durmiendo en aquellos momentos =S.

 

Publicar un comentario

<< Home