jueves, mayo 17, 2007

Nuevas historias de salidas a terreno (¡y más!)



Aunque me demoré más de la cuenta en postear esto, espero que lo disfruten de todos modos. Estaba listo hace rato, pero no me mandaban fotos... aún no me las mandan, pero me aburrí de esperar. Prometo ponerlas lo antes posible.
El fosforín soy yo en mis pintas de terreno mañanero en medio de las... ehem... herbáceas secas que había en el sitio, con las montañas y cerros de fondo.



Y empieza así...

El viernes 4 de Mayo del presente año a las 15.30 horas, partió un furgón desde Casa Central a San Carlos de Apoquindo, a EDIEM (ver página para más información, está ahí al ladito). Íbamos dos alumnos, el ayudante y el chofer. Los otros alumnos se fueron por su cuenta. Esto queda al lado del Estadio de la UC, entrando por un camino de tierra. La entrada a la estación queda frente a los establos de equitación.

Llegamos allá como a las 16 horas, y nos mostraron las instalaciones. Matías (el otro personaje) quedó encargado de las llaves. La estación tiene tres containers en que hay una cocina (con mesas, sillas, un horno y una alacena), un laboratorio (con mesones, pisos, jaulas y un refrigerador) y dos dormitorios con 2 camarotes (con sus respectivos colchones) y un baño (que no podemos decir que estuviera precisamente limpio). En resumen, un lugar bastante cómodo. Los tres containers están puestos rodeando una terracita central en la que hay dos mesas de camping de madera, en las que nos sentamos a esperar al resto del equipo.


[Acá va una foto de los containers]

Más tarde llegaron Manuel y Manuela, los otros dos biólogos. Emily (una alumna de intercambio) nunca llegó, y Daniela (geógrafa) llegó al día siguiente. Poco después llegó Sergio, el ayudante-profe, y nos llevaron a reconocer el terreno en la camioneta, y a poner trampas Sherman con un poco de avena, para muestrear animales nocturnos. Pusimos en total 40 trampas, en 4 líneas separadas por 20 metros, separando las trampas 20 metros entre si en cada transecto. Claro que hay que intentar ir en línea recta y eso implicaba muchas veces andar de punta y codo debajo de los litres, ser atacado por cruceros malignos (un arbusto lleno de espinas), pasar bajo espinos, etc. Pero es entretenido hacerlo. Volvimos como a eso de las 5, y nos encontramos con la Mary, una profesora invitada. Ella estudia aves, y nos enseñó a poner y manejar redes de niebla.


[Y acá una de las redes de niebla y las trampas]



Las redes de niebla son hechas de nylon, miden entre 12 y 20 metros de largo, por unos 4 de alto, y sirven para hacer muestreo de aves. Hay que ponerlas de modo que no sea visible para un pájaro que va volando, cosa que se enrrede en ella, y así se capturan distintas especies. En este caso, pusimos una red en el campo abierto, una en una quebradita y una en un bosquete (esa la pusimos el sábado en la tarde, y no pillamos nada). Mary puso una al lado de los abutilones para pillar picaflores, que son su material de estudio. Como ya estaba oscuro, las dejamos cerradas y dimos por terminado el trabajo de ese día. La profesora nos llevó en su auto hasta la civilización. Manuel y Matías se iban a quedar en la estación esa noche, así que fueron a comprar comida. Con la Manuela nos fuimos cada una para su casa.

El sábado nos juntamos en la estación a las 7 am. Eso implicó levantarse a las 5.30 (gracias a que mamá llevó hasta arriba. Si no, tendría que haber sido más temprano aún) y llegar bien abrigada. Me encontré con la Manuela en la puerta, y su mamá nos llevó hasta la estación en el auto. Los chiquillos dormían a pierna suelta. Los dejamos dormir hasta que llegó la Mary. Ahí los despertamos, y fuimos a abrir las tres redes que habíamos puesto el día anterior. Como era en la mañana, y los pájaros están hambrientos, hay que revisarlas bien seguido, cosa que no se nos muera o colapse ninguno. Abrimos la de los abutilones, fuimos a la de la quebrada, y cuando volvimos ya había caído nuestro primer ejemplar: Un picaflor chico macho. Mary nos enseñó a desenrredarlo, a tomarlo, a medirlo. Fuimos a abrir la red abajo al campo abierto, volvimos y nos dedicamos a monitorearlas cada 15-30 minutos. Cayeron otro picaflor (una hembra), una bandurrilla de género desconocido y 5 chincoles macho, que fueron medidos, pesados y liberados. Como a eso de las 8.30 llegaron los ayudantes con la Daniela. A las 9 la profesora se fue, y nosotros nos fuimos a revisar las trampas. Ni Matías ni yo encontramos nada, tal vez porque pusimos las trampas "donde caían". Manuela y Manuel pusieron sus trampas en quebradas y bajo matorrales, y encontraron un ratón de pelo largo, una llaca y un ratón colilargo en sus trampas (Y sí, allá arriba hay Hanta-positivos). Curiosamente, puros machos. Los pesamos y los liberamos cerca de donde los encontramos (salvo al colilargo, a ese lo soltamos ahí mismo).

[Acá les pondré fotitos de los pájaros y micromamíferos]

De ahí, los ayudantes nos abandonaron a nuestra suerte en una parcela cercana a los containers. Ahí hicimos un muestreo de flora, encontramos mucho litre, romerillo y un par de quillayes y cruceros asesinos. También había añañucas, pero estaban asemillando así que no se veían tan lindas. Se supone que allá arriba hay guayacanes, pero no vimos ni uno. A las 13 horas volvimos al centro de operaciones, y los ayudantes ya preparaban un delicioso asado (con costillar de cordero, lomo vetado y pollo... estaba riquísimo). El profesor encargado del curso llegó al asadito, que estuvo bien conversado y tomado, y después nos abandonó. Poco después se fueron también los ayudantes con la Daniela.


[Acá una fotito del muestreo de flora y del asado]

Abrimos las redes de niebla, y cayó sólo un picaflor macho. Pusimos también la red del bosquete, aunque no sirvió de mucho. Lamentablemente abajo, al lado del bosquete y el campo abierto, la gente que trabaja en el centro deportivo estaba haciendo un asado, así que espantaban las aves, y como no queríamos atrapar borrachos, tuvimos que cerrar las redes.


A las 20 horas llegaron de vuelta los ayudantes, y fuimos a hacer un playback para rapaces nocturnas. Es simplemente poner una grabación de cantos y escuchar si alguien responde. Nos respondieron un par de pequenes y chunchos.

Volvimos a los containers y los ayudantes se fueron. Recalentamos lo que había quedado de asado y un par de pancitos, Manuel hizo un poco de navegado, y nos dedicamos a hablar al lado del fuego de la parrilla que se iba extinguiendo poco a poco. Nos fuimos a acostar pasadita la medianoche.

El domingo empezamos a las 8. Comimos barritas de cereal, fuimos a revisar y recoger las trampas, y nuevamente cayeron una llaca y un ratón de pelo largo. El ratón lo soltamos, la llaca se la llevaron porque estaba muy mal. Además, encontramos una diuca y un chercán en las trampas, y evidencia indirecta de culebra de cola larga (la piel de muda) y de zorro culpeo (fecas).
Además, vimos una gallina ciega, conejos, oímos una codorniz, vimos y oímos loicas, tiuques, queltehues, tordos, picaflores, turcas... y aún así, no supimos de un porcentaje importante de animales que existen allá. Para que se hagan una idea, hay 49 especies de aves, y nosotros identificamos 16. Como era invierno, no vimos reptiles ni al anfibio... el sapo de rulo está allá arriba. Increíble.

Terminamos el domingo como a las 10.30, y nos fuimos caminando, mochilas y sacos en mano hasta el paradero. Ahí vimos un gran danés albino. Era precioso, aunque gigantesco. Nos fuimos con Matías y Manuela en la micro. Me dio lata tomar más cosas, así que caminé por Paul Harris desde el Camino del Alba. Estaba cansadísima, y dormí buena parte de la tarde (después de una maravillosa ducha y cambiarme a ropa cómoda y calentita).


-----------------------------------ooo------------------------------------------




Y ahora, el extra.


Esto es sobre el Karaoke en OY. Nos inscribimos con Nickita para cantar el ending de Lady Oscar para el 11 de Mayo. Se nos unió la Fran unos días después. Nuestros contrincantes eran Link, Mia (para que no me rete ._.) y Kory, que cantaron el Opening de Get Backers.
El karaoke este era con producción incluída. Así que llevamos cosas para vestirnos más producidas, e hicimos un par de implementos. Llevábamos espadas de cartulina metalizada y caballitos de cartón (no se muestran en el fosforín, pero nos quedaron todos pro :D). Nickita está a la izquierda, de Robespierre (¡debutando en el mundo del karaoke!). Al centro, la Fran de chusma iracunda y a la derecha yo, de... ¿vil aristócrata? Algo por el estilo.






No ganamos, pero lo pasamos increíble haciendo las espadas y caballitos y diciendo leseras XD
Fue un buen grupo :D Lo malo es que no había cámara oficial... Si hay fotos por ahí, las pondré.

Eso sería por hoy.



Muchos saludos a todos, en especial a las brujas, al team Café OY (tan lindos y eficientes que son) a los miembros de "The Queen of Karaoke"... como que se sobreponen xD pero en fin...
¡Nos vemos por ahí! ¡Muchos ánimos a todos!

2 Comments:

At 8:45 a.m., Blogger Cristián dice:

ya quiero tener salidas a terrenos como estas y dejar las aulas de mierda!!!!

lok'tar ogar!!!!


te quiero mucho, niña, qué genial que estés viviendo todas esas cosas.

 
At 11:16 p.m., Blogger JC dice:

Entrete el post de terreno, y la descripción de las aventuras de Tita!!!

= me hubiera gustado ir, me entretengo con esas cosas e = se aprende harto de cosas nuevas (y se ven animalitos que es difícil ver a no ser de bien lejos o en el zoológico).

Maaauu, que rico que la pasara bien gatita preciosa, Tito si puede, alguna vez la acompañara en sus terrenos.

Sobre los fosforines, te quedaron lindos (Me encanta el del karaoke, te quedo todo posero XD, y en el del terreno apareces muy linda :))

También me encanto verte subiendo al escenario otra vez, y ahora se te vio más tranquila y feliz, y la verdad disfruto mucho viéndote así.

Se despide tu gato que te ama.

Un beso.

 

Publicar un comentario

<< Home