martes, febrero 24, 2009

Gritos de Batalla.

Gritos de batalla. Lemas sonoros y pegotes. Y sin fosforines.
Es posible encontrar este tipo de cosas en todos lados. Nos bombardean constantemente con todo tipo de publicidad. Publicitan productos, estándares, nos guían hacia ciertos ideales en todo aspecto de nuestras vidas. Hay casos que resultan sumamente evidentes, otros que no tanto. Pero la mayoría de ellos pierde parte importante de su fuerza si nos paramos a pensar en qué están proponiéndonos efectivamente.

No hablaré de la publicidad, ni de los ideales estéticos que se nos presentan (entre otras cosas), porque aunque sea un tema interesante hay mucha gente que lo ha discutido muchísimo mejor de lo que yo podría llegar a exponer.

Vamos pues, a nuestro tema.

Cuando se trata de hablar, están todos por los derechos humanos, por mejorar la economía, por lograr la igualdad, por la tolerancia, en contra de la discriminación, del racismo y del clasismo. Son discursos correctos, esperados, deseados. Sin embargo, la mayor parte de la gente no actúa en consecuencia. En parte, porque una buena cantidad de gente no actúa en consecuencia a sus dichos, sean de la índole que sean, en parte porque poca gente está realmente de acuerdo con esas ideas. Especialmente cuando su rango, su "importancia", su trabajo, su dinero, su esfuerzo están comprometidos (pero principalmente el segundo, somos seres jerárquicos). Por ejemplo, tomemos una actitud típica de algunos grupos "liberales" frente a los grupos más "conservadores", de los que exigen "tolerancia", siendo que de partida ellos no toleran la postura ni las ideas de estos grupos, y luego que esa mal entendida tolerancia resulta ser una imposición de sus propias ideas. Un conservador es tildado de ser intolerante por no aceptar las ideas liberales... ¿les hace sentido?. No digo con esto que sean malas ideas, simplemente que la tolerancia es otra cosa muy distinta, y que se pueden usar términos más correctos para designar eso que llaman tolerancia. Una cosa es oír al otro con respeto, respetar su postura, considerarla válida... y otra muy distinta es estar de acuerdo. Algo puede ser perfectamente válido, aunque no sea (a nuestro juicio) la mejor solución.

Aprovecho de aclarar que yo estoy a favor de la discriminación. Me explico antes de que intenten matarme... considero que es necesario discriminar en la vida, entre cosas, gente, comida... etc, etc, etc. Es verdad que este término tiene una connotación muy negativa, y para su tranquilidad, no es esa acepción a la que me refiero. Personalmente no creo que haya gente inferior per se, pero sí creo que hay gente que puede tener mayores dotes para desempeñarse en una cierta función, gente que puede ser mejor que otra en alguna cosa. Y a eso voy con mi apoyo a la discriminación, a seleccionar "por descarte". Pongo unos ejemplos algo bestia, pero que creo que se entenderá. No creo que haya ningún padre que dejaría a sus hijos en un jardín infantil que es manejado por pedófilos, o que alguien dejara a un anciano a cargo de una persona que tuviera antecedentes delictuales, o de agresión.
Mucha gente se queja de que la famosa PSU es discriminatoria... Bueno, les tengo una noticia... para eso fue diseñada. La idea es elegir a gente que muestra ciertas capacidades mínimas para estudiar una carrera, y finalmente ejercer una profesión. No creo que nadie se sintiera cómodo siendo atendido por un médico que no supiera leer. Ok, es un ejemplo extremo, pero creo que ilustra un poco el punto. La primera pregunta que surgiría es... ¿Y a usted, quién le regaló el título? Si le dieran licencia de manejar a todo el mundo en pro de la no-discriminación... ¿Se imaginan cuantos accidentes habrían?
Hay personas que puede ser muy lindas, muy amables, o muy buena gente, pero eso no los hace ser un buen profesional, un buen técnico, ni desempeñarse perfecto en todas las áreas. Nadie espera que sea así tampoco. O sea, si yo fuera al Teatro Municipal a decir que quiero integrar el cuerpo de ballet me sacarían a patadas, independiente de las muchas ganas que pudiera tener (que aclaro, no tengo), del esfuerzo y de las sonrisas. No tengo dotes para la danza, con suerte logro mantenerme de pie y coordinar mis músculos para caminar sin caerme. Cada cual tiene sus cualidades, y sus áreas débiles. Creo que uno puede y debe hacer muchas cosas por simple amor al arte, aunque no sea bueno en eso, pero eso ya es harina de otro costal.

Otros gritos de batalla con los que me topo muy a menudo son con los de los autodenominados animalistas. Muchos de ellos realizan una labor increíble y maravillosa, rescatando mascotas (o potenciales mascotas) abandonadas y maltratadas. Nada que decir por ese lado. Sin embargo, me he topado con que muchos que se consideran como tales usan insecticidas, matan arañas, hormigas, garrapatas y pulgas. Desratizan sus casas y ponen trampas para las moscas. No digo que debieran dejar que el pobre perrito/gatito hirviendo de parásitos, ni que convivan con esos seres, que pueden ser un gran peligro para su salud, para su familia... pero sí me molesta un poco esto de andar con bandera de "pro animales" en tantos sentidos, como ser veganos o vegetarianos porque "aman tanto a los animales que no pueden comerlos", y a la vez no sólo fomentar enormemente el odio hacia quienes no comparten sus ideales, hablando de matar a alguien porque dice que sería mejor sacrificar a un animalito que está enfermo o sufriendo que dejarlo vivir (por poner uno de los miles de ejemplos que hay... ojo, no digo que esté a favor de una u otra postura, simplemente que creo que el odio no lleva a nada... no soluciona ninguno de los problemas en la vida, ni los nuestros ni los de los animales); si no también ser poco consecuentes con lo que dicen es su opción de vida, sus ideales. Muchos no son animalistas. Son pro-mascotas. Y la gran mayoría son pro-bicho-carismático... apoyan a los seres bonitos, generalmente mamíferos, a veces aves... rara vez reptiles y menos aún los peces y... qué decir de los artrópodos (salvo quizás algunos coleópteros y mariposas, sólo porque son "bonitos". o las abejas por ser útiles. Las polillas, en cambio, por muy lepidópteros que sean caen en la misma categoría de "asquerosos" del resto del bichaje). Un ser es querido en medida que es útil y beneficioso... o simplemente atractivo. Me parece algo... curioso, por decir lo menos. Es la misma cosa que las malezas. Una planta no es una maleza por sí misma, no hay plantas que sean malezas por definición. Pasa a serlo cuando crece en un lugar donde no la queremos, y especialmente cuando se reproducen con éxito.
Puede que sea una mera cuestión semántica esto de "animalista" o "perrista" o "gatista" o "vaquista" o "mamiferista" o lo que sea... en fin, para mí una araña no es menos animal que una vaca, o que un perro.

El calentamiento global, otro excelente ejemplo. Los logos hablan de mantener y salvar... la naturaleza es una cosa dinámica, no se mantiene, está en constante cambio y evolución. Ojo, no digo que "nah, no nos preocupemos del calentamiento global y de la contaminación, total no vale la pena". Simplemente digo que hay que aterrizar un poquito, pensar y actuar informados, investigar y luego proponer planes para mejorar la situación, pero esto de congelar la naturaleza en una especie de fotografía, aunque pudiera ser muy atractivo como idea, no me logra convencer del todo. De hecho, no me convence en lo más mínimo.

Pronto habrá nuevas elecciones presidenciales en este país. Más campañas, más sonrisas, más visitas a hospitales, escuelas y centros de catástrofes varios (principalmente en zonas muy pobres o conflictivas), más viejas abrazando a los candidatos, más guaguas besadas, más niños que entregan flores. Y... más contaminación ambiental, más peleas entre los candidatos y sus seguidores. Más ruido y más papeles botados en las calles. Millones de pesos que se gastan en poner fotografías, de los candidatos con su mejor sonrisa, grafitis con sus nombres en paredes y panderetas, entregar volantes, hacer fiestas, propaganda variada y masiva... que personalmente encuentro inmoral. Habiendo gente que sufre, que pasa hambre y frío, a la que por cierto, los susodichos prometen ayudar de muy diversas formas (y complejas... burocráticas, poco prácticas. caras.. y generalmente poco eficientes), con lo que se quedan todos muy tranquilos y felices. Eso parece confirmar eso de Panem et circences como estrategia de agradar a las masas. Lástima que sea tanto circo y tan poco pan, mucho show, mucha cosa brillante... y pocas oportunidades reales de mejorar la situación de frentón (es verdad, sale más caro y es más trabajoso... pero es definitivamente preferible) que dedicarse a parchar casas con engrudo y papel de diario anunciándolo con trompetas, bombos y platillos como si fuera la gran cosa. Ya, no hemos llegado a ese extremo en particular, pero falta poquito.

No creo tampoco en la anarquía y en ir contra el sistema porque sí. Si uno va a darse tales molestias, al menos que sea por un buen motivo.

¿Seguiremos dejando que nos compren con papeles de colores, abalorios brillantes y lemas sonoros? ¿O aceptaremos las ideas porque nos convencen, porque las hemos pensado y nos hemos informado?
Queda como tarea para cada uno.

Muchos saludos y ánimos a todos con este año académico/laboral que comienza.

2 Comments:

At 2:49 a.m., Blogger JC dice:

Maaaaauu!! Es una Tita revolucionaria!!!

La ataca!!!

 
At 10:45 p.m., Blogger Valina dice:

creo q concuerdo en la gran mayoria de los temas propuesto, siesq no en todos.
Por eso no voto!! xD. Aunq se q no es la solución tp. La verdad, entre que tengo la paciencia perdida para los politicos y entre que no creo en los gobiernos humanos...me quedo en el "no voto".

Besitos!!

 

Publicar un comentario

<< Home