domingo, enero 22, 2006

"Es que somos cuerpo Y alma"

Siguiendo con las reflexiones, me quedé pensando en algunos posts que han aparecido en OY, más algunas conversaciones por ahí... y he aquí el "resultado" de todo esto.
No me explayo mucho porque hace sueño y hambre .___. y además creo poder resumir bien el problema en cuestión

El asunto es que noté que muchas veces tendemos a separar corporalidad -deseo, pasión, necesidades físicas- del alma -más bien asociada a los sentimientos "puros"- como si fueran "malo" y "bueno" respectivamente. Separamos nuestro lado animal de la espiritualidad... y queda especialmente patente en la forma en que nos relacionamos con la gente (y con nosotros mismos) día a día, y especialmente en las relaciones de pareja.
Creo que lo más importante ahí es la percepción de uno mismo, de lo que haces. Hay quienes consideran aparte lo que es el cuerpo, los deseos y necesidades de un ser corpóreo... comer, respirar, sentir placer... con las de un ser espiritual... sentirse querido, demostrar cariño, comunicarse... en fin, son tantas cosas que uno separa. Que siente por un lado un poco de vergüenza de su ser corpóreo, que tiene que aprender a "aceptarlo", o mejor dicho, tiene que aprender a justificar su existencia disfrazada de otra cosa. Hay algunos pocos que se ufanan de él. Sin embargo son pocos los que lo consideran algo normal. O es algo "malo" y "condenable" o es algo "malvado pero a la vez tan bueno" (no sé si se entiende U_U al menos yo me entiendo)
Por otro lado, está el lado espiritual y bueno... a lo que todos aspiramos... o al menos, al que la sociedad supone que deberíamos aspirar. Es eso, es un pensamiento que tenemos muy enraizado, algo que se nos ha inculcado desde pequeños y sobre lo que constantemente se nos recuerda.

Esto mismo a veces nos impide sentirnos completos... sentimos que parte de nosotros debe callar en ciertas ocasiones. Sea nuestro cuerpo o nuestro espíritu... que "no es su momento".
Y pensando, resumiendo llegué a una conclusión (que es el título, precisamente) y es que no hay un momento para el cuerpo y uno para el alma, no hay ocasiones excluyentes entre sí... somos cuerpo Y alma, no cuerpo o alma. Cada uno de los instantes que vivimos debemos vivirlos en forma completa. Ser cuerpo, ser alma, ser un humano completo. Relacionarnos con otras personas sólo de una de las formas no nos permite conocerlas a cabalidad, y mucho menos crecer en una relación. Con esto no me refiero sólo a una relación de pareja (que es lo más crítico, donde más se nota) si no en una relación cualquiera. A mí me encantan los abrazos, y me gusta demostrar cariño abrazando. Pero eso no sería nada si no siento el cariño por los que reciben mis abrazos, y si no siento el cariño que me dan de vuelta. No sirve decir palabras bonitas si tus ojos revelan que no las sientes en el fondo de tu corazón. Las palabras literales simplemente se vuelan, se desvanecen en el tiempo. Pero el sentimiento con las que las dijiste queda. Del mismo modo, si somos sólo espíritu, si no demostramos con hechos, con nuestro cuerpo lo que sentimos y pensamos de poco nos vale. Somos como un tesoro escondido, del que nadie puede disfrutar... ni siquiera nosotros mismos.

Suficiente por hoy. Hace hambre T___T y debería ir a dormir pronto.
¡Besos y abrazos a todos!

2 Comments:

At 6:47 p.m., Anonymous Anónimo dice:

ese es un muy buen legado, especialmente para "algunos" que andan por la vida algo... "susceptibles", no sé si se entiende ^^U

Es como cuando tomo decisiones... una cosa es lo que debo hacer, lo que mi cabeza piensa, lo que creo es correcto. Pero a veces mi corazón y mi cuerpo se me van en collera... y me dan montones de sufrimiento...
Pero cuando lo vuelvo a pensar, vuelvo a aceptar toda esa tensión, todo ese dolor... porque lo que consigo con ese pequeño gran sacrificio, es mil veces más valioso...

abrazo... te sigo leyendo...

 
At 6:09 p.m., Anonymous JC dice:

Apoyo tu reflexión, somos cuerpo y alma, y hay que aprender ha apreciar esta dualidad que nos hace únicos.

Muchas veces olvidamos esto que es evidente y dejamos de alimentar uno de estos elementos (nota: esto es la base del budismo, el solo alimentar el alma sin la necesidad del cuerpo) creando una deficiencia en nuestro ser completo, no podemos amar tan solo de palabras, no podemos odiar tan solo de palabras (sino la cosa se queda encerrada adentro y te corroe muchas veces), no podemos llorar sin lagrimas (porque la tristeza nos consume al final), no podemos amar tan solo de cuerpo (sino el vacío nos consume), no podemos vivir sin una esperanza…

Creo que nacimos así, hechos de alma y cuerpo y debemos aprovechar ambas características y darle al resto la oportunidad de recibir ambas cosas de nosotros, darle cariño y tener esperanzas en las personas que apreciamos, y así tener una vida que te haga sentir más completo (una cosa no quita la otra).

Y vaya a comer XD

 

Publicar un comentario

<< Home